[[[]]]
Julio 2024. En verano... no descuides tu salud bucodental | Colegio oficial de dentistas de Córdoba

Teléfono de contacto 957 48 04 88

Avda. Gran Capitán nº 45- Local 14006 Córdoba

codecor
[[noticia-especial.php]]
[[noticia-especial.php]]

Julio 2024. En verano... no descuides tu salud bucodental

 

Un año más, nuestro Colegio hace pública en nuestra página web, un listado con el nombre de l@s colegiad@s que mantendrán sus clínicas dentales abiertas durante los meses de julio (del 15 al 31), agosto (del 1 al 31) y septiembre (del 1 al 15), con el fin de mantener informada a la población de cuáles son las que continuarán prestando asistencia a sus pacientes en unos meses puramente vacacionales. 

 

 

CLINICAS DENTALES ABIERTAS DEL 15 AL 31 DE JULIO EN CÓRDOBA CAPITAL Y CÓRDOBA PROVINCIA

 

CLINICAS DENTALES ABIERTAS DEL 1 AL 31 DE AGOSTO EN CÓRDOBA CAPITAL Y CÓRDOBA PROVINCIA

 

CLINICAS DENTALES ABIERTAS DEL 1 AL 15 DE SEPTIEMBRE EN CÓRDOBA CAPITAL Y CÓRDOBA PROVINCIA

  

 

Nuestros consejos para el verano

 

Los tratamientos bucodentales no deben posponerse, ya que las patologías se agravan con el paso del tiempo

 

La modificación de la rutina que conlleva el necesario y beneficioso cambio de hábitos durante las vacaciones, también puede suponer el descuido de algunas costumbres que deberían mantenerse durante todo el año. Al pasar más tiempo en la calle, comer fuera de casa y consumir más productos poco saludables, el cuidado de la salud bucodental puede verse afectado y empeorar si no se siguen una serie de recomendaciones:

 

Cuida tu higiene bucodental.- Aunque sea más complicado por el cambio de rutina, hay que mantener el hábito de cepillarse los dientes, al menos, tres veces al día (durante 2 minutos cada vez) con pasta fluorada y usar seda o cepillo interdental por la noche. Si no es posible cepillarse los dientes, la mejor opción es mascar chicle sin azúcar con xilitol durante 20 minutos, ya que produce saliva y ayuda a la limpieza, pero hay que recordar que ningún chicle o alimento, por muy sano que sea, sustituye al cepillado. 

 

 

• Limita el consumo bebidas alcohólicas, azucaradas y carbonatadas.-  Ya que su gran contenido en azúcar daña los dientes y, al ser en su mayoría ácidas, elevan los niveles de ácidos que dañan el esmalte, favoreciendo la aparición de caries y pudiendo perjudicar al esmalte dental. Una hidratación correcta, dos litros de agua al día, contrarrestará los efectos perjudiciales de este tipo de bebidas y el flujo y la calidad de la saliva serán las óptimas.

 

 

• Usa protector labial.- Tan importante es usar protección solar para nuestra piel, como evitar las quemaduras del sol en los labios.

 

 

• Usa protectores bucales, si realizas deporte.- Durante el verano, con el uso de las piscinas y una mayor práctica de deportes, son más frecuentes los traumatismos y fracturas en dientes, especialmente en la población infantil en la que dichas lesiones se incrementan cerca de un 30%. Por ello, Es recomendable utilizar un protector bucal si se realizan deportes de contacto y, en caso de sufrir un accidente en el que la boca se vea afectada, acudir inmediatamente a un dentista para poder llevar a cabo el tratamiento más adecuado.

 

 

• No descuides ni abandones los tratamientos bucodentales.- Si utilizas férulas de descarga para el bruxismo o de ortodoncia, debes seguir usándolas las horas que te haya recomendado el dentista.

 

 

• Aprovecha para visitar a tu dentista.- Es recomendable que, al menos, una vez al año te realices una revisión bucodental con el fin de que no se agraven las patologías que pudieras padecer. Si durante el invierno tienes menos tiempo para ir al dentista, el periodo de vacaciones, en la que disponemos de más tiempo libre, se convierte en el momento idóneo para hacernos una revisión que evitará dolores, complicaciones y gastos en un futuro.

 

 Y Recuerda:

• Es muy importante la hidratación durante todo el año, pero especialmente en los meses de calor, porque una boca seca es más proclive a infectarse e inflamarse al segregar menos saliva.

 

 

• Cuida lo que comes, apostando por una dieta rica en verduras, hortalizas y frutas de alto contenido hídrico que, junto con el aporte del agua, te ayudarán a estar perfectamente hidratado.

 

 

• No renuncies a tomar un helado, pero mantén la rutina y hábitos de higiene bucodental cuando lo hagas y evita aquellos con muchos 'toppings', que multiplican aún más los azúcares y se adhieren a los dientes.

 

 

• Si como consecuencia de un golpe el diente se desprende de la boca, debes conservarlo, sin lavarlo, en suero salino, o en su defecto agua, agua con sal o leche. Sujeta el diente por la corona (nunca por la raíz). Acude de forma urgente a un dentista para poder llevar a cabo el tratamiento más adecuado. 

 

 

• En la mayoría de los tratamientos que se pueden realizar en una consulta dental (empastes, limpiezas, prótesis, endodoncias, etc.), no influye para nada la temperatura y, en el caso de determinados tratamientos quirúrgicos (extracciones, cirugía periodontal o cirugía de implantes), la única precaución que debemos tomar es no exponernos a una fuente de calor directa de forma prolongada en los primeros días, es decir, no tomar el sol directamente, aunque, bien es cierto, que ello dependerá del grado de la intervención que nos hayamos realizado.

 

 

• A la vuelta de las vacaciones, visita a tu dentista para realizarte una revisión y confirmar que todo está en perfecto estado.